La identidad de la parvularia en su trayecto de formación Estudio en la Carrera de Pedagogía, mención Parvularia de la UPS-Q

Presentamos los resultados de la investigación La identidad de la parvularia en su trayecto de formación Estudio en la Carrera de Pedagogía, mención Parvularia de la UPS-Q realizada por Verónica Di Caudo en el año 2009.

“El saber del maestro, generado fundamentalmente, a partir de su cotidianidad, de la repetición y regularidad del quehacer, se torna espontáneo cuando no se plantea
su problematización, su reflexión crítica.”
(Achilli, 1987).

Introducción

Las estudiantes de la Carrera de Pedagogía, especialización Parvularia perciben la docencia como vocación; el gusto por los niños y el deseo de instalar un Centro Educativo parecen ser, en general, los únicos motivos para estudiar la Carrera. Diferentes representaciones y supuestos comunes de distintos discursos (socioculturales, familiares, docentes…) colaboran en la formación de una identidad vocacional más que profesional en los/las estudiantes que se preparan como futuros/as docentes parvularias.Otras imágenes que circulan en el sentido común de muchos, tienen que ver con parvularias/os atrapadas/os en aspectos expresivos y personales, por encima de los didácticos y limitadas/os por “intuiciones” a la hora de decidir y definir su práctica pedagógica. Existen, además, otras identidades falsas que sobrevalorizan la docencia en este nivel y la parvularia es vista desde posturas altruistas para entregar su vida en pro de una infancia feliz. Debe ser alegre, sana, vital, linda y joven, y, además y por sobre todo, la profesora es una segunda mamá que debe cuidar a los niños como sus madres lo harían en casa. Ha sido ampliamente estudiado que la construcción del concepto de maestro se ha forjado en sucesivas transformaciones sociales. La función docente fue considerada por mucho tiempo como un “sacerdocio”, unido a lo vocacional, a la entrega y al sacrificio (Pérez, 1995). En los años sesenta -con la influencia de la perspectiva racionalista- se visualizó al docente como un “técnico”, y desde la década de los noventa, se asiste a una revitalización del concepto “profesional” docente. El énfasis está puesto en la función de construcción de la profesión por parte del propio docente, destacando la importancia de conceptos de “desarrollo profesional” y “autonomía profesional” (Ávalos, 1996).

La identidad del docente forma parte de su identidad social y se concibe como una “definición de sí mismo”, de qué hace el docente, de cómo ellos viven subjetivamente su trabajo. El concepto surgió de investigaciones realizadas acerca del trabajo del profesor en relación a los cambios operados en los contextos en los que él labora. Esta perspectiva se inscribió en líneas teóricas y sociales críticas significando una revalorización social e histórica para la profesión (Schön, 1992; Hargreaves, 1996; Rivas Flores, 2000). Para Dubar (1991), una identidad profesional constituye una construcción social más o menos estable según el periodo y surge tanto, de un
legado histórico como de una transacción. “La identidad docente es una construcción dinámica y continua, a la vez, que social e individual, resultado de diversos procesos biográficos y relacionales, vinculados a un contexto (…) particular en el cual esos procesos se inscriben” (Vaillant, 2007: 4).

La identidad se construye mediante un proceso de aprendizaje, un diálogo continuo entre el proceso individual y la cultura. La interacción de lo público, lo privado y lo individual y colectivo en el sujeto y el medio en el que vive, le permiten conformar su identidad en los planos de lo priva do e individual, pero no sin intervención de lo público y colectivo (Rivas Flores, 2000; Müller, 1998). Estas ideas posibilitan entender a la identidad desde una línea sociocultural. Perspectivas sociológicas reconocen la identidad desde la diferenciación de los individuos entre sí (Goffman, 1970) por las particularidades de las trayectorias o biografías (Giddens, 1994). La influencia de los procesos socio-históricos y desplazamientos por el espacio social inciden en la imagen de sí mismos (Ojeda, 2006).

Desde este marco referencial, este trabajo investigativo tuvo el objetivo de describir los discursos que construyen y modelan la identidad de las/los estudiantes que se forman para la enseñanza del Nivel Inicial y explorar algunos quiebres o modificaciones que puedan aparecer durante ese trayecto formativo1. La intención es aportar a la comprensión de la identidad que tiene la profesión docente, específicamente del Nivel Inicial, en su trayecto de formación.
Algunas preguntas que condujeron la investigación fueron las siguientes: ¿Cómo van construyendo la identidad profesional las estudiantes de parvularia? ¿Cuál es la imagen del rol docente elaborada durante el trayecto de formación? ¿Existen diferencias en cómo perciben su identidad al inicio de la carrera y hacia la finalización de la misma? ¿Cuáles son los factores de mayor influencia en la constitución de dicha identidad? ¿Qué mirada tienen los docentes formadores? ¿Qué identidad genera el discurso docente universitario? ¿Existe un perfil que las alumnas esperan lograr a través de los años de formación? ¿De dónde surge? ¿Qué discursos construyen
la subjetividad de una parvularia?

La motivación que impulsó la realización de la investigación partió de la propia experiencia como docente, así como de la necesidad de dar respuesta a las actuales inquietudes y retos que se plantea la docencia universitaria y específicamente, la Carrera de Pedagogía en la Universidad Politécnica Salesiana.Muchos de los cuestionamientos han sido compartidos con otros colegas durante largo tiempo, en reuniones de docentes y capacitaciones. ¿Cómo mejorar la formación? ¿Qué hacer ante las dificultades y falencias con las cuales los universitarios entran al nivel de educación superior? ¿Por qué en muchas estudiantes se observa más una “infantilización” que una adultez en la manera de asumir la Carrera? La investigación se realizó recopilando discursos orales, escritos y gráficos de estudiantes de primero y séptimo nivel, de docentes y de la oferta curricular de la Carrera, utilizando instrumentos de observación, encuestas y entrevistas desde un abordaje cualitativo con un diseño exploratorio.

Leer más:

Investigacion ciencia y sociedad tomo 2

¿Qué hacen, que piensan y qué esperan los/las jóvenes? Acción social, representaciones y expectativas sociales de jóvenes en Quito

Presentamos la presentación de resultados de la investigación Acción social, representaciones y expectativas sociales de jóvenes en Quito elaborada por René Unda y Daniel Llanos en el año 2009.

 Introducción

En América Latina y, más específicamente en el Ecuador, la población es mayoritariamente joven y las proyecciones demográficas muestran señales de que esta tendencia no presentará variaciones significativas en los próximos 20 años (CEPAL, 2001, Boletín demográfico; SIISE, 2002; SIJOVEN,2006). La juventud, como una categoría analítica (concepto) y como una realidad empírica (condición transitoria de la persona, expresiones estadísticas) ha sido, generalmente, objeto de representaciones bastante dispersas, discontinuas, fragmentadas y adultistas por parte de la sociedad en su conjunto, lo cual dificulta enormemente no solo una adecuada comprensión
de su compleja realidad sino que, sobre todo, imposibilita acciones que puedan tener efectos e impactos que los beneficie. El Estado y la sociedad difícilmente han podido comprender e interpretar las transformaciones de la juventud como producto de las transformaciones de la sociedad. La problemática juvenil generalmente ha sido percibida como un “asunto de los jóvenes” exclusivamente, deslindando con ello responsabilidades que le compete a la institucionalidad -social y política- en su conjunto (Bourdieu, 1990: 171).

En el caso de la sociedad ecuatoriana, como en el de los diversos contextos de las sociedades empobrecidas, los jóvenes son percibidos como un problema social en sí mismo, incluso más allá de su posición y situación de clase y de su horizonte de expectativas, simbólico e identitario.Así, el joven es generalmente imaginado y representado por la sociedad como una amenaza, como alguien en quien no se puede confiar y, en el mejor de los casos, como actor potencial y futuro de un orden societal prefigurado por el adulto de hoy.

Bajo tales circunstancias la integración intergeneracional del joven en la sociedad se dificulta produciéndose una suerte de extrañamientos mutuos entre joven y sociedad como resultado de un desconocimiento de las específicas y particulares dinámicas de socialización que las diversas
agregaciones de jóvenes desarrollan. Tal desconocimiento determina y condiciona el carácter problemático y variable de las integraciones intergeneracionales,
las posibilidades de desarrollo adulto (que, por una parte, se resiste a dejar de ser joven juvenilizándose mediante el consumo y a través de mecanismos inconscientes y que, por otra, tampoco termina de hacerse adulto, prolongando indefinidamente su moratoria juvenil) así como las mismas posibilidades de realización del joven en su condición juvenil.

Ante el notorio déficit de estudios que, en el Ecuador, den cuenta de lo que los jóvenes hacen (acción social), piensan (imaginarios y representaciones) y esperan (expectativas sociales) desde una perspectiva del/la joven y de la juventud como hecho social, se considera que la presente investigación aparece pertinente de cara a la utilización de sus resultados como insumos de política pública y política social dirigida a los jóvenes pero, sobre todo, como una posibilidad válida para la comprensión de lo que los/las jóvenes hacen, piensan e imaginan y esperan/desean de la familia, el sistema educativo, el Estado y los medios de comunicación masiva.

Considerando las dinámicas de socialización juvenil emergentes así como los espacios de convergencias identificatorias e identitarias juveniles predominantes, la investigación se centró en cinco tipologías de jóvenes, considerando sus posibles mixturas, según rango de edad, género y situación socioeconómica.
• Jóvenes hijos/as de migrantes.
• Jóvenes de formas asociativas religiosas.
• Jóvenes de movimientos políticos (juventudes políticas).
• Jóvenes de formas asociativas musicales (“galaxia musical”).
• Jóvenes estudiantes.

Esta tipología general se deriva de un doble criterio: a) la problemática migratoria como un hecho social de incidencias dramáticas en el Ecuador y b) las búsquedas/pertenencias identitarias a determinados colectivos con fines religiosos, políticos y estético-musicales como espacios principales de construcción identitaria de los jóvenes. Se impone, entonces, un muestreo significativo o cualitativo por atributos y levantamientos etnográficos basados en métodos de observación (Spradley, 1980: 63).
Objetivos

1. Explicar la producción social de juventud en la sociedad actual a partir de la identificación y análisis de las determinaciones y condicionamientos
socioeconómicos, políticos y culturales presentes en los contextos particulares a investigar.

2. Caracterizar y explicar los tipos y modelos de acción (colectiva, social) que se construyen y expresan desde los diversos segmentos poblacionales de jóvenes (hijos de migrantes, juventudes políticas, grupos ligados al ámbito religioso, “galaxia musical” y estudiantes) y sus incidencias en distintos ámbitos de la sociedad.

3. Contribuir a la comprensión sobre las similitudes y diferencias identitarias entre las tipologías y las diversas formas asociativas de jóvenes a partir del análisis de sus haceres, ideas y expectativas en los ámbitos escogidos para este estudio.

Preguntas de Investigación

¿Qué acciones desarrollan las diversas formas asociativas juveniles seleccionadas para el estudio con relación al espacio familiar, al sistema
educativo, a los medios de comunicación y al sistema político? ¿Por qué?

¿Qué representaciones tienen las diversas formas asociativas juveniles seleccionadas para el estudio con relación al espacio familiar, al sistema educativo, a los medios de comunicación y al sistema político? ¿Por qué?

¿Qué expectativas tienen las diversas formas asociativas juveniles seleccionadas para el estudio con relación al espacio familiar, al sistema educativo, a los medios de comunicación y al sistema político? ¿Por qué?

Leer más:

Investigacion ciencia y sociedad tomo 2

La Violencia Intrafamiliar contra niños, niñas y adolescentes ¿Cómo intervenir y cómo prevenir?

Violencia Intrafamiliar

Resumen del texto de Marie-Astrid Dupret, Investigadora Asociada del CINAJ.

Marie- Astrid Dupret, Doctora en filosofía y Psicoanalista Universidad de Lovaina;  docente de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y en la Maestría en Política Social de Infancia y Adolescencia de la Universidad Politécnica Salesiana; investigadora asociada en el Centro de Investigaciones sobre niñez, adolescencia y juventud de la Universidad Salesiana (CINAJ). Ha publicado varios de sus trabajos a nivel nacional e internacional.

El cuaderno se escribe a partir de una investigación sobre intervención psicosocial y jurídica para el tratamiento de la violencia intrafamiliar contra niños, niñas y adolescentes, desarrollada dentro del marco del programa de investigación 2010-2013  del CINAJ. Partiendo de los resultados de dicha investigación, este cuaderno ofrece una reflexión sobre los principios en los que se deberían sustentar una política de prevención de maltrato y abuso sexual. Además analiza el grado de eficacia o ineficiencia de las intervenciones, así como los obstáculos encontrados en su tratamiento. El estudio se centra en la violencia ejercida contra niños, niñas y adolescentes dentro de la familia, pues esta constituye la matriz de cualquier otra forma de agresión.