¿Qué hacen, que piensan y qué esperan los/las jóvenes? Acción social, representaciones y expectativas sociales de jóvenes en Quito

Presentamos la presentación de resultados de la investigación Acción social, representaciones y expectativas sociales de jóvenes en Quito elaborada por René Unda y Daniel Llanos en el año 2009.

 Introducción

En América Latina y, más específicamente en el Ecuador, la población es mayoritariamente joven y las proyecciones demográficas muestran señales de que esta tendencia no presentará variaciones significativas en los próximos 20 años (CEPAL, 2001, Boletín demográfico; SIISE, 2002; SIJOVEN,2006). La juventud, como una categoría analítica (concepto) y como una realidad empírica (condición transitoria de la persona, expresiones estadísticas) ha sido, generalmente, objeto de representaciones bastante dispersas, discontinuas, fragmentadas y adultistas por parte de la sociedad en su conjunto, lo cual dificulta enormemente no solo una adecuada comprensión
de su compleja realidad sino que, sobre todo, imposibilita acciones que puedan tener efectos e impactos que los beneficie. El Estado y la sociedad difícilmente han podido comprender e interpretar las transformaciones de la juventud como producto de las transformaciones de la sociedad. La problemática juvenil generalmente ha sido percibida como un “asunto de los jóvenes” exclusivamente, deslindando con ello responsabilidades que le compete a la institucionalidad -social y política- en su conjunto (Bourdieu, 1990: 171).

En el caso de la sociedad ecuatoriana, como en el de los diversos contextos de las sociedades empobrecidas, los jóvenes son percibidos como un problema social en sí mismo, incluso más allá de su posición y situación de clase y de su horizonte de expectativas, simbólico e identitario.Así, el joven es generalmente imaginado y representado por la sociedad como una amenaza, como alguien en quien no se puede confiar y, en el mejor de los casos, como actor potencial y futuro de un orden societal prefigurado por el adulto de hoy.

Bajo tales circunstancias la integración intergeneracional del joven en la sociedad se dificulta produciéndose una suerte de extrañamientos mutuos entre joven y sociedad como resultado de un desconocimiento de las específicas y particulares dinámicas de socialización que las diversas
agregaciones de jóvenes desarrollan. Tal desconocimiento determina y condiciona el carácter problemático y variable de las integraciones intergeneracionales,
las posibilidades de desarrollo adulto (que, por una parte, se resiste a dejar de ser joven juvenilizándose mediante el consumo y a través de mecanismos inconscientes y que, por otra, tampoco termina de hacerse adulto, prolongando indefinidamente su moratoria juvenil) así como las mismas posibilidades de realización del joven en su condición juvenil.

Ante el notorio déficit de estudios que, en el Ecuador, den cuenta de lo que los jóvenes hacen (acción social), piensan (imaginarios y representaciones) y esperan (expectativas sociales) desde una perspectiva del/la joven y de la juventud como hecho social, se considera que la presente investigación aparece pertinente de cara a la utilización de sus resultados como insumos de política pública y política social dirigida a los jóvenes pero, sobre todo, como una posibilidad válida para la comprensión de lo que los/las jóvenes hacen, piensan e imaginan y esperan/desean de la familia, el sistema educativo, el Estado y los medios de comunicación masiva.

Considerando las dinámicas de socialización juvenil emergentes así como los espacios de convergencias identificatorias e identitarias juveniles predominantes, la investigación se centró en cinco tipologías de jóvenes, considerando sus posibles mixturas, según rango de edad, género y situación socioeconómica.
• Jóvenes hijos/as de migrantes.
• Jóvenes de formas asociativas religiosas.
• Jóvenes de movimientos políticos (juventudes políticas).
• Jóvenes de formas asociativas musicales (“galaxia musical”).
• Jóvenes estudiantes.

Esta tipología general se deriva de un doble criterio: a) la problemática migratoria como un hecho social de incidencias dramáticas en el Ecuador y b) las búsquedas/pertenencias identitarias a determinados colectivos con fines religiosos, políticos y estético-musicales como espacios principales de construcción identitaria de los jóvenes. Se impone, entonces, un muestreo significativo o cualitativo por atributos y levantamientos etnográficos basados en métodos de observación (Spradley, 1980: 63).
Objetivos

1. Explicar la producción social de juventud en la sociedad actual a partir de la identificación y análisis de las determinaciones y condicionamientos
socioeconómicos, políticos y culturales presentes en los contextos particulares a investigar.

2. Caracterizar y explicar los tipos y modelos de acción (colectiva, social) que se construyen y expresan desde los diversos segmentos poblacionales de jóvenes (hijos de migrantes, juventudes políticas, grupos ligados al ámbito religioso, “galaxia musical” y estudiantes) y sus incidencias en distintos ámbitos de la sociedad.

3. Contribuir a la comprensión sobre las similitudes y diferencias identitarias entre las tipologías y las diversas formas asociativas de jóvenes a partir del análisis de sus haceres, ideas y expectativas en los ámbitos escogidos para este estudio.

Preguntas de Investigación

¿Qué acciones desarrollan las diversas formas asociativas juveniles seleccionadas para el estudio con relación al espacio familiar, al sistema
educativo, a los medios de comunicación y al sistema político? ¿Por qué?

¿Qué representaciones tienen las diversas formas asociativas juveniles seleccionadas para el estudio con relación al espacio familiar, al sistema educativo, a los medios de comunicación y al sistema político? ¿Por qué?

¿Qué expectativas tienen las diversas formas asociativas juveniles seleccionadas para el estudio con relación al espacio familiar, al sistema educativo, a los medios de comunicación y al sistema político? ¿Por qué?

Leer más:

Investigacion ciencia y sociedad tomo 2

Acción colectiva juvenil y transición democrática en el Ecuador: Formas asociativas juveniles en el gobierno de la “revolución ciudadana”

Compartimos el resumen del documento escrito por René Unda y Presentado en el II Foro ISA.

Durante las tres últimas décadas, la sociedad ecuatoriana ha experimentado distintas formas de movilización social agenciadas por diversos actores cuyas trayectorias y demandas se inscriben en un contexto caracterizado por una crisis persistente del sistema político y de sus instituciones. Dicha crisis, estrechamente vinculada a los cambios y transformaciones de orden económico producidos desde los primeros años de la década del setenta del siglo pasado, ha sido procesada de diversas maneras por grupos más o menos organizados de la sociedad en los que la idea de cambio social ha estado presente a través de prácticas y discursos que los han identificado como una particular forma asociativa.

Crisis de representación, expresada sobre todo en descrédito del sistema de partidos, atrofias e hipertrofias gubernamentales, así como una descomposición generalizada del sistema de la administración pública, constituyen vectores desde los cuales puede plantearse un conjunto de problemas que están a la base de tales manifestaciones y que, inevitablemente, refieren al carácter histórico de las relaciones entre estado y sociedad en el complejo proceso de configuración de la nación ecuatoriana.

En tal contexto, las formas asociativas juveniles han jugado un papel de primera importancia desde la perspectiva de la acción colectiva. La participación e incidencia política, frecuentemente soslayada en periodos anteriores al del gobierno de la Revolución Ciudadana, ha sido crecientemente reconocida y los canales de participación juvenil se han ampliado y diversificado desde 2007 cuando Rafael Correa asume la conducción gubernamental del Estado ecuatoriano. Tal reconocimiento político se reafirma con la aprobación de la Constitución del Buen Vivir en septiembre 2008. No obstante, y pese a que las agregaciones juveniles dicen sentirse reconocidos como sujetos de interlocución por el Estado, abren nuevos frentes de demandas y expectativas que configuran nuevas fuentes de conflictividad en la difícil y prolongada transición democrática del estado ecuatoriano.

PANEL: “Institucionalidad y Políticas Públicas de Niñez”

Panel

Presentación del Panel: “Institucionalidad y Políticas Públicas de Niñez” que se desarrollará en el marco del I Congreso Latinoamericano sobre Niñez y Políticas Públicas. Cuenta con la participación de reconocidos especialistas, entre ellos se encuentra René Unda, Director del CINAJ y miembro del Comité Académico de dicho evento.

El panel titulado “Institucionalidad y políticas públicas de Niñez”, es uno de los seis (6) paneles que están siendo organizados en el marco del Congreso.

Este panel viene a debatir la situación actual de las institucionalidades públicas que se han desarrollado en América Latina, para la atención o protección de los derechos de niños y niñas de la región.

Desde principios de los años noventa, con la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño, se gestaron expectativas respecto de las modificaciones legales e institucionales que comenzaron a impulsar los gobiernos y Estados, con diversos enfoques que combinaron la tradición, los nuevos enfoques y las tensiones corporativas que estaban instaladas en los ejecutores de las políticas.

Se trata, más que de hacer un balance, de discutir las miradas existentes sobre la experiencia que se ha acumulado, los aciertos y desafíos que están en el horizonte inmediato.

La institucionalidad, como cristalización de las teorías existente sobre lo que son los niños, las formas de atención, de concebir sus derechos, entre otros elementos, es un campo importante de reflexión y problematización, toda vez que son los mecanismos más influyentes en las condiciones en que se desarrollan ellos.

Institucionalidades desarticuladas o mal concebidas tienen efectos directos sobre todos y todas las niñas y particularmente sobre los excluidos y vulnerados en sus derechos, objeto favorito de atención de la institucionalidad que los observa y trata como potenciales peligros al orden social y la seguridad ciudadana.

Este panel permitirá conocer visiones y experiencias desde el mundo de la sociedad civil, el sector público y desde los organismos autónomos de protección de derechos.

METODOLOGÍA DEL PANEL

  • Contará con la participación de 4 panelistas.
  • Su realización es el viernes 17 de enero entre las 11:40 a 13:00 hrs., en el Aula Magna de la Universidad Central, ubicada en calle Lord Cochrane 416, comuna de Santiago.
  • Cada expositor realizará una intervención de 20 minutos y luego los invitados responderán las preguntas del público y comentarán intervenciones de no más de 5 minutos.

Panel: “Institucionalidad y políticas públicas de Niñez”

Programación

Moderador

Invitados

Viernes 17 de enero entre 11:40 y 13:00 hrs

 

Aula Magna Universidad Central, Sede Parque Almagro,

Calle Lord Cochrane 416, Santiago

FRANCIS VALVERDE

Directora Ejecutiva ACHNU y miembro del Comité Ejecutivo

ESTELA ORTIZ

Consultora Internacional en Primera Infancia, asesora programática Michelle Bachelet, y miembro del Comité Académico. Chile

RENE UNDA

Director del Centro de Investigación sobre Niñez, Adolescencia y Juventud, U. Politécnica Salesiana del Ecuador y miembro del Comité Académico. Ecuador

MIGUEL RITTATORE

Defensor de la Niñez de la Provincia de Córdoba, Argentina

OSVALDO TORRES

Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central  y miembro del Comité Académico. Chile

Estado de Situación de la Niñez Trabajadora 2010-2011. Estudio Exploratorio en: Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay y Perú

Estudio auspiciado por la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional, a través de Save the Children. Realizado por tres investigadores del CINAJ, René Unda (Coordinador), Daniel Llanos (Autor), Francisco Ortiz (Asistente de Investigación).

STC niñez trabajadora

A continuación se muestra el Resumen Ejecutivo del Caso de Ecuador. Descargue el texto completo en el siguiente enlace:

SCC-ESTADO-DE-LA-NINEZ-TRABAJADORA

CASO ECUADOR 

RESUMEN EJECUTIVO
El presente estudio centra su interés en el escenario general en el que se  desenvuelven los niños trabajadores, muestra los rasgos estructurales  característicos de la precarización laboral que la sociedad del capital  experimenta de modo general en la actualidad. Y, en tal dirección, varias de las  dinámicas de las que son sujetos los niños y niñas que trabajan, representan, probablemente, problemas comunes que experimentan niños y niñas trabajadores que habitan otros contextos.

No obstante, desde una perspectiva de particularidad y atendiendo a las  cuestiones planteadas en la presente investigación, es preciso indicar que en el
caso ecuatoriano la situación de la niñez trabajadora se inscribe en un conjunto  de condiciones sociopolíticas, algunas de las cuales referimos para una mejor
comprensión del objeto de estudio en la actualidad.  La primera y quizás la más relevante es el marco de sentido y el marco  normativo que, no sin severas dificultades, se ha instalado institucionalizada y  progresivamente en el gobierno de la “Revolución Ciudadana” desde enero de  2007. A la percepción social, cada vez más extendida, de que la sociedad  ecuatoriana es una “sociedad de derechos” y de que el estado es el garante  principal de aquello, debe agregarse la entrada en vigor de la Constitución del
Sumak Kawsay (Buen Vivir) en septiembre de 2008, en la cual niños, niñas y  adolescentes son declarados sujetos de máxima prioridad del estado  ecuatoriano, unitario y plurinacional.

Bajo el enfoque de derechos, el marco normativo del estado ecuatoriano  promueve también la erradicación del trabajo infantil, según las directrices
establecidas por los organismos rectores de los Derechos de la Niñez a nivel  mundial y regional. En este cometido, las instituciones responsables de velar
por el cumplimiento de tales derechos, ya desde la década de 1990, impulsaron  diversas iniciativas en favor de la erradicación del trabajo infantil. Entre los
principales efectos de estas iniciativas destacan el notable posicionamiento del  discurso de la erradicación del trabajo infantil a ultranza y, estrechamente
vinculado a este efecto, la escasa presencia de espacios donde pueda  debatirse ampliamente sobre las condiciones que configuran el fenómeno  social que vincula a los niños con el trabajo.

El Informe que presentamos constituye un esfuerzo de carácter exploratorio  con un registro marcadamente descriptivo desprovisto de pretensiones
analíticas. Lo que hemos resumido someramente en estas líneas  introductorias, no tiene otro propósito que ofrecer algunas pistas de encuadre  que permitan guiar la lectura de los datos e informaciones recopiladas y, sobre  todo, inferir comprensiones iniciales sobre por qué se producen dichos datos e
informaciones en el contexto de una sociedad como la ecuatoriana.

NIÑEZ TRABAJADORA

Retomando los datos proporcionados por el informe del 2006 (Informe Nacional  que presentó un análisis profundo de los resultados de la encuesta modular de
trabajo infantil llevada a cabo por el INEC (Instituto Nacional de Estadística y Censo) en cooperación con la OIT) comprobamos que aproximadamente 662.665 niños y adolescentes entre 5-17 años se encuentran ocupados en  actividades económicas y, a medida que aumenta la edad, se visibiliza un  incremento importante en la magnitud de su participación en dichas  actividades. Niños y adolescentes participan de actividades laborales en un  20%, versus un 12% de participación de niñas y adolescentes. Es importante señalar que estos datos corresponden a un rango etario comprendido entre los  5 y17 años.

Datos proporcionados por el UNICEF en el año 2011 indican que en el Ecuador se encuentran cerca de 370.000 niñas y niños trabajadores. Este número  corresponde al 13% de la población entre 5-17 años, dato que contrasta  significativamente con el presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) en el año 2006.

ACTIVIDADES LABORALES

En los sectores de construcción y transporte predomina la actividad de los  niños, mientras que el sector de servicios domésticos se encuentra constituido
mayoritariamente por niñas. Tomando como punto de referencia el informe  nacional sobre trabajo infantil publicado por INEC y OIT en 2006, las  principales actividades que realizan los niños y adolescentes giran alrededor de  actividades primarias tales como la agricultura, la ganadería, la silvicultura y pesca. La mayoría de la población infantil se desempeña laboralmente en  relación con las actividades de orden primario, esto sobre todo porque el trabajo es un elemento vinculador con sus padres, quienes realizan dichas labores.

Por otro lado y en relación a la vulnerabilidad del niño en su incursión en  actividades laborales, encontramos que del total de niños trabajadores, es  decir, de 662.665 niños de entre 5-17 años, 465.203 (70.20% del total) realizan  trabajos peligrosos en coherencia con el Convenio numeral 182 de la OIT sobre  las peores formas de trabajo infantil. En la medida que aumenta la edad, las retribuciones laborales mejoran y dicha mejora actúa como incentivo para dedicar más horas al trabajo. Es importante subrayar que en las áreas rurales los niños tienen una incorporación prematura al mercado laboral en comparación con sus contrapartes de las zonas urbanas. Así, encontramos un 12,7% en zonas rurales frente a un 1,2% en zonas  urbanas de niños que se encuentran vinculados a actividades laborales. Cabe
señalar que estos porcentajes corresponden a rangos etarios de 5 a 9 años de  edad. (INEC: 2006).

Los niños de los hogares que declararon poseer tierras destinadas al uso agropecuario, tienen una probabilidad significativamente mayor de estudiar y trabajar que aquellos que provienen de hogares sin tierras agrícolas. Lo que  nos plantea una nueva interrogante que circula alrededor de la relación existente entre propiedad y trabajo infantil.

EDUCACIÓN

Un 12% de todos los niños entre 5-17 años (473.793) no se encuentra dentro del sistema educativo. En relación con esto encontramos que hay un 20,7% de niños rezagados en el nivel de educación básica. Y, en relación con el trabajo, la asistencia escolar es significativamente menor entre los niños que trabajan que entre aquellos que no realizan ninguna actividad laboral. Si bien la tasa de asistencia escolar de los niños y adolescentes que no trabajan entre 5 y 17 años es de 92,5%, tan solo el 65% de los que participan en actividades económicas tiene la posibilidad de asistir a la escuela. En comparación con quienes no trabajan, los niños trabajadores ingresan tardíamente al sistema escolar.

Una de las causas importantes para que un adolescente o niño asista o no a la escuela, son las horas de trabajo, ya que el número de horas destinadas a las actividades productivas y laborales determina en buena medida las  posibilidades de asistir a la escuela, trabajos peligrosos o enmarcados en las  peores formas de trabajo; incluso una incursión de pocas horas a la semana,  implica una reducción en la participación en el sistema educativo. Mientras que  el 92,4% de los niños y adolescentes que realiza actividades económicas por  menos de 14 horas a la semana, son capaces de asistir a la escuela, dicho indicador se reduce al 40,4% cuando trabajan 28 horas o más a la semana.

SALUD 

Del total de los cerca de 675 mil niños, niñas y adolescentes entre 5-17 años  que tuvieron algún trabajo en los últimos 12 meses, aproximadamente 34.162  (5,1%) sostiene haber sufrido alguna lesión o enfermedad a causa del trabajo.  No se encuentran grandes diferencias en función del área de residencia, pero  sí en el sexo, son los niños quienes presentan mayor vulnerabilidad a enfermedades y lesiones. Las lesiones y enfermedades más frecuentes son  lesiones superficiales y heridas, además de problemas respiratorios,  representando el 74%.

Si bien un 53% de los niños y adolescentes entre 5-17 años dejó de asistir a la  escuela como producto de la lesión o enfermedad, únicamente un tercio recibió
atención médica, dejando a un alto porcentaje de niños sin la debida atención  médica. Paralelamente a estos datos, tenemos un reducido porcentaje de niños
y adolescentes que utiliza equipo de protección laboral.

PARTICIPACIÓN Y ORGANIZACIÓN DE NIÑEZ TRABAJADORA

Cabe recalcar que la organización y participación de niños, niñas y  adolescentes trabajadores se canaliza en dos instancias: NATs y Naciones Unidas en coordinación con Unicef y OIT. Según Cristiano Morsolín (2009), el Encuentro de Nats y Secretaría de Pueblos, Movimientos Sociales y participación ciudadana 2009; representa un primer acercamiento entre los Nats organizados del Ecuador con el Gobierno de Rafael Correa. La ministra Manuela Gallegos recibió a los niños, niñas y adolescentes trabajadores con el fin de escuchar directamente de ellos sus percepciones, quejas y dudas. Luego de la reunión, la ministra prometió emprender acciones en conjunto con Nats para garantizar el cumplimiento de los derechos de niños y niñas. La participación de los niños, niñas y adolescentes del Ecuador es una de las prioridades MIES-INFA, por lo cual se promueve espacios para que estos participen y opinen sobre los temas que les afecten, también genera movilización social, para ello desarrolla una serie de mecanismos vinculados al desarrollo de las capacidades de los actores sociales, familias, comunidades, niños, niñas y adolescentes, institucionesy otros actores sociales.

DERECHOS HUMANOS Y DERECHOS DEL NIÑO

Dentro del plano normativo, la actual Constitución de la República del Ecuador y el régimen del Buen Vivir, considera a los derechos de los niños, niñas y jóvenes como parte vital para su desarrollo en la sociedad. El gobierno ratificó los derechos de la población, en un marco de igualdad y justicia. En este sentido, las políticas y normativas actuales amparadas en la Constitución, ratifican y amplían el reconocimiento a los niños, niñas y adolescentes como protagonistas de hoy, como sujetos de derechos ahora, desplazando la concepción tradicional de los niños como actores del futuro.

METAS DEL MILENIO 

Un 69,33% del total de niñas y niños vive en condiciones de pobreza y sólo un 7,3% de niños entre 0-4 años de las franjas más pobres tienen acceso a la educación inicial. (INEC 2006). Ecuador exhibe un panorama nada alentador en materia de educación, cuyas tendencias acusan políticas educativas divorciadas de las necesidades concretas de la comunidad.

POLÍTICAS Y PLANES DE LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES

El apoyo internacional para la prevención y erradicación del trabajo infantil, en términos de política internacional y relaciones internacionales, se ha canalizado en la institucionalidad de Naciones Unidas en articulación con la OIT y en coherencia con programas como la IPEC (Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil).

CONVENCIÓN DE LOS DERECHOS DEL NIÑO

Ratificado por el Ecuador en el año de 1989, luego de lo cual se incorporaron sistemáticamente políticas y programas orientados a la protección de los niños,
niñas y adolescentes y en esta medida a regular lo relativo a lo laboral y la admisión de este sector al empleo.

PLANES DE ACCIÓN PÚBLICA POR LA NIÑEZ TRABAJADORA

La nueva y reformada Constitución de la República del Ecuador aprobada en septiembre de 2008 consagra y refuerza los derechos fundamentales de los
niños y adolescentes del Ecuador, considerándolos adicionalmente como  grupos de atención prioritarios. Teniendo en cuenta lo mencionado el Artículo
44 señala: “El estado, la sociedad y la familia promoverán de forma prioritaria el desarrollo integral de las niñas, niños y adolescentes, y asegurarán el ejercicio
pleno de sus derechos; se atenderá al principio de su interés superior y sus derechos prevalecerán sobre el de las demás personas”.

El Artículo 46 establece la adopción por parte del estado de una serie de medidas de protección para los niños y adolescentes incluyendo la protección de la
explotación económica.

Planes como el Plan Nacional de Prevención y Erradicación del Trabajo infantil
(PETI) promovidos por el Gobierno de Rafael Correa articulados al Plan
Nacional de Desarrollo 2007-2010, hoy Plan Nacional para el Buen Vivir, que
orientan la acción del gobierno durante los próximos años.

ERRADICACIÓN DEL TRABAJO INFANTIL COMO POLÍTICA DE ESTADO 2011

En junio del 2011 la Asamblea Nacional declaró peligroso el trabajo infantil en las calles, con 96 votos el Pleno de la Asamblea resolvió que debe erradicarse
esta problemática, la misma que debe ser incorporada en las políticas del Estado con carácter prioritario.

Respecto a los exhortos y convenios del comité de Ginebra, Ecuador ha ratificado los siguientes:
– Código del trabajo.
– Convenio 182 de la OIT (sobre las peores formas de trabajo infantil).
– Convenio 138 de la OIT (edad mínima de admisión empleo).
– Convenio Internacional sobre los derechos del niño (CIDN).

Participación Internacional de René Unda

En el marco de la realización de una pasantía doctoral, René Unda, investigador del CINAJ, presentó varias ponencias. Entre el 7 y 8 de octubre pasado, participó en el Seminario Internacional “Las construcciones de juventudes desde la investigación social” llevado a cabo en la U. de Chile por el Proyecto Anillo de Juventudes en que participan varias universidades e investigadores de ese país. Al evento fueron invitados varios investigadores de diferentes países latinoamericanos

René

El 23 de octubre pasado, René Unda, presentó en el Instituto de Investigaciones Gino Germani, en Buenos Aires, los resultados de investigaciones desarrolladas por el CINAJ sobre participación política de jóvenes en Ecuador en el evento “Diálogos en el Gino Germani”, coordinado por la Dra. Melina Vázquez y el Dr. Pablo Vommaro, donde participan los grupos de investigación de dicho Instituto que forma parte de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.

René Unda

Participó también como profesor invitado al curso Sociología de la Infancia del programa de postgrado “Problemáticas Infanto- Juveniles” dirigido por la Dra. Silvia Guemureman en la Facultad de Derecho de la UBA. Asimismo, fue uno de los expositores invitados al “Coloquio de Historia Latinoamericana. América Latina hoy: conflictos, luchas y movimientos” desarrollado en la Facultad de Filosofía de la UBA el pasado 29 de octubre, evento en el que presentó un análisis de las trayectorias de dos formas asociativas juveniles vinculadas a los derechos ambientales y a los derechos sexuales y reproductivos en el Ecuador actual. Además de los insumos producidos para su tesis doctoral, esta experiencia académica aporta proyecciones concretas (publicaciones) para colaboraciones con investigadores de las Instituciones que acogieron la propuesta de pasantía de R. Unda

Jóvenes, Culturas y Poderes

Resumen del texto coordinado por Germán Muñoz y elaborado por  investigadores del grupo de investigación “jóvenes, culturas y poderes”, editado por Siglo del Hombre, U. de Manizales y CINDE. Uno de los capítulos es elaboradfo por René Unda investigador del CINAJ.

jovenes culturas y poderes

La relación entre los términos jóvenes, culturas y poderes define todo un programa de trabajo investigativo y una agenda de saberes indispensables para el rediseño del proyecto de país. Para pensarnos como colombianos y latinoamericanos hace falta ubicarnos en el ojo del huracán: los jóvenes se inventan a sí mismos desde su soledad, “biografías atrapadas por la contingencia” y “artificios de huida”, en medio de disputas simbólicas con las cuales manifiestan su “malestar” frente a la sociedad contemporánea, mediante formas de expresión que se vuelven grito, placer y cuerpo.

De ahí surgen las preguntas acerca del sujeto joven que se está constituyendo en las últimas décadas y la forma cómo se le aborda por parte de los estudiosos. Las prácticas cotidianas de los mismos jóvenes testimonian procesos de subjetivación a través de los cuales se convierten en agentes socioculturales que enfrentan el poder desde nuevas formas de acción: ¿Por dónde pasan hoy la(s) agencia(s) juvenil(es), la elaboración y articulación de afirmaciones en torno a un “yo joven”, en contextos cada vez más precarizados y desinstitucionalizados? ¿Cuál es su capital político, su horizonte biográfico, su opción de esperanza, su inscripción en las estéticas del consumo y el mercado? Esta obra busca brindar herramientas para responder a estos y otros interrogantes sobre el sujeto joven.

Feminización de la migración y papel de las mujeres en el hecho migratorio

Resumen del artículo elaborado por Sara Victoria Alvarado y René Unda, publicado en la Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud.

Resumen 

Las transformaciones del mercado de trabajo, a escala global, han determinado cambios en la demanda del tipo de fuerza de trabajo requerida desde los centros de generación de tal demanda. La feminización del boom migratorio Quito-Madrid 1998-2001 instaló nuevas subjetividades ancladas en cambios en las relaciones de poder entre hombre-mujer (concebidos desde la categoría rol de género) en el contexto de la dinámica familiar y en torno de un radical viraje de las valoraciones acerca de la importancia de separarse o no de los hijos e hijas y de la familia. Se considera que los campos conceptuales de género, poder y subjetividad son los que mayores posibilidades analíticas y explicativas ofrecen para la comprensión del papel de la mujer progenitora- madre en el hecho migratorio.

Descarga la publicación completa aquí:

Feminización de la migración y papel de las mujeres en el hecho migratorio