Sociología de la Infancia: las niñas y los niños como actores sociales

Presentamos el texto Sociología de la Infancia: las niñas y los niños como  actores sociales de Iskra Pavez Soto.

Resumen

El objetivo de este artículo es reflexionar sobre el concepto de infancia en la sociología en general  –mediante el análisis de las ideas de socialización en sociólogos clásicos y contemporáneos–, y las principales premisas teóricas de un campo de estudios emergente denominado “Sociología de la Infancia”. Esta perspectiva comprende a la niñez como una categoría permanente en nuestras sociedades –aunque sus miembros se renueven constantemente– y como un fenómeno socialmente  construido y variable en términos históricos. Además, se ve a las niñas y los niños como actores sociales que participan de diversas maneras en la vida social.

Introducción

Durante el siglo XX se aprecia un aumento en la preocupación por las condiciones de vida  de la niñez, sensibilidad que se plasma en la promulgación por parte de la oNU en 1989  de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (en adelante CDN o Convención).  Si bien es evidente la creciente protección que la sociedad despliega sobre las niñas y los  niños, en la práctica se observan ciertas contradicciones en el trato que éstos reciben ya  que no se permite su plena participación en la sociedad donde viven ni se consideran sus  opiniones en los asuntos que les afectan. En este mismo período histórico, de modo particular  en la sociología, son escasos los trabajos publicados que expresan un genuino interés por  la infancia en tanto categoría social.
Los conceptos de infancia y niñez presentan una gran complejidad no sólo a nivel social,  sino desde la propia etimología de estas palabras. Según la Real Academia de la Lengua  Española (RAE), “Infancia” proviene del latín infanta, cuyo significado primario alude a la  incapacidad de hablar y define a los înfâns o înfantis como aquellos que no tienen voz. Para  la RAE actualmente la infancia es delimitada como: i) el período de la vida humana desde  que se nace hasta la pubertad; ii) el conjunto de los niños de tal edad; y iii) el primer estado  de una cosa después de su nacimiento o fundación. Por otro lado, la RAE define al infante  como: i) el niño que aún no ha llegado a la edad de siete años; ii) el pariente del rey que  por gracia real obtiene el título de infante o infanta; y iii) cada uno de los hijos varones y  legítimos del rey, nacidos después del príncipe o de la princesa.
Wasserman (2001: 61) resalta que la etimología de la palabra infancia proviene del latín  in-fandus, que significa no habla o que no es legítimo para tener la palabra. Ella menciona  que se le llame “infante” al hijo del rey que está en la línea sucesoria al trono y que no  puede ser heredero mientras el primogénito –heredero de hecho– esté vivo. Por lo tanto, su  etimología expresa claramente que la palabra infancia refiere más bien a quienes no tienen  permitido hablar, y no tanto sobre quienes carecen de este atributo por los años de edad  (Wasserman, 2001: 61). Según la RAE, la palabra niño o niña proviene de la voz infantil o la expresión onomatopéyica niño, que refiere al que está en la niñez, que tiene pocos años, que tiene poca experiencia o que obra con poca reflexión y advertencia, entre otras características. Por otra parte, la  niñez es definida por la RAE como: i) el período de la vida humana que se extiende desde  el nacimiento a la pubertad –mismo significado de la palabra infancia–; b) el principio o  primer tiempo de cualquier cosa; y c) la niñería, acción propia de niños. Tanto la palabra  infancia como niñez sugieren el período vital que transcurre durante los primeros años de la vida humana. Para Wasserman (2001: 61) la palabra niño o niña presenta una polisemia muy amplia, aunque en general alude a la condición de las personas con pocos años de  edad o que se encuentran en posición de subordinación social (servidumbre). La palabra niña también se utiliza para designar a la pupila del ojo, ya que “pupila” proviene del latín pupilla que significa huérfana menor de edad y que está bajo la autoridad de una persona tutora.

Desde el punto de vista de la sociología, Gaitán (2006b) define que la infancia sería  una condición social delimitada por una construcción cultural e histórica diferenciada y  caracterizada por relaciones de poder, mientras que las niñas y los niños serían el grupo de  personas o sujetos sociales que se desenvuelven en dicho espacio social. Para efectos del  presente artículo se entenderá que la infancia es un espacio socialmente construido –tal  como se revisará este concepto en detalle más adelante–, mientras que la niñez se entiende  como el grupo social que conforman las niñas y los niños. En primer lugar presentamos una breve revisión sobre cómo ha sido comprendida la infancia en la sociología, analizando críticamente el concepto de infancia en sociólogos  clásicos como Durkheim y Parsons, y algunos contemporáneos como Berger y Luckmann.
También se muestran las principales premisas teóricas de la denominada “Sociología de la  Infancia” a través de la revisión del enfoque estructural, constructivista y relacional, según  la clasificación hecha por Gaitán (2006b). Por último, el artículo concluye rescatando los  principales aportes y desafíos de esta perspectiva en el estudio de la niñez moderna.

para descargar el texto completo siga el enlace:

Sociología de la Infancia_las niñas y los niños como actores sociales

Anuncios

PANEL: “Institucionalidad y Políticas Públicas de Niñez”

Panel

Presentación del Panel: “Institucionalidad y Políticas Públicas de Niñez” que se desarrollará en el marco del I Congreso Latinoamericano sobre Niñez y Políticas Públicas. Cuenta con la participación de reconocidos especialistas, entre ellos se encuentra René Unda, Director del CINAJ y miembro del Comité Académico de dicho evento.

El panel titulado “Institucionalidad y políticas públicas de Niñez”, es uno de los seis (6) paneles que están siendo organizados en el marco del Congreso.

Este panel viene a debatir la situación actual de las institucionalidades públicas que se han desarrollado en América Latina, para la atención o protección de los derechos de niños y niñas de la región.

Desde principios de los años noventa, con la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño, se gestaron expectativas respecto de las modificaciones legales e institucionales que comenzaron a impulsar los gobiernos y Estados, con diversos enfoques que combinaron la tradición, los nuevos enfoques y las tensiones corporativas que estaban instaladas en los ejecutores de las políticas.

Se trata, más que de hacer un balance, de discutir las miradas existentes sobre la experiencia que se ha acumulado, los aciertos y desafíos que están en el horizonte inmediato.

La institucionalidad, como cristalización de las teorías existente sobre lo que son los niños, las formas de atención, de concebir sus derechos, entre otros elementos, es un campo importante de reflexión y problematización, toda vez que son los mecanismos más influyentes en las condiciones en que se desarrollan ellos.

Institucionalidades desarticuladas o mal concebidas tienen efectos directos sobre todos y todas las niñas y particularmente sobre los excluidos y vulnerados en sus derechos, objeto favorito de atención de la institucionalidad que los observa y trata como potenciales peligros al orden social y la seguridad ciudadana.

Este panel permitirá conocer visiones y experiencias desde el mundo de la sociedad civil, el sector público y desde los organismos autónomos de protección de derechos.

METODOLOGÍA DEL PANEL

  • Contará con la participación de 4 panelistas.
  • Su realización es el viernes 17 de enero entre las 11:40 a 13:00 hrs., en el Aula Magna de la Universidad Central, ubicada en calle Lord Cochrane 416, comuna de Santiago.
  • Cada expositor realizará una intervención de 20 minutos y luego los invitados responderán las preguntas del público y comentarán intervenciones de no más de 5 minutos.

Panel: “Institucionalidad y políticas públicas de Niñez”

Programación

Moderador

Invitados

Viernes 17 de enero entre 11:40 y 13:00 hrs

 

Aula Magna Universidad Central, Sede Parque Almagro,

Calle Lord Cochrane 416, Santiago

FRANCIS VALVERDE

Directora Ejecutiva ACHNU y miembro del Comité Ejecutivo

ESTELA ORTIZ

Consultora Internacional en Primera Infancia, asesora programática Michelle Bachelet, y miembro del Comité Académico. Chile

RENE UNDA

Director del Centro de Investigación sobre Niñez, Adolescencia y Juventud, U. Politécnica Salesiana del Ecuador y miembro del Comité Académico. Ecuador

MIGUEL RITTATORE

Defensor de la Niñez de la Provincia de Córdoba, Argentina

OSVALDO TORRES

Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central  y miembro del Comité Académico. Chile

Estado de Situación de la Niñez Trabajadora 2010-2011. Estudio Exploratorio en: Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay y Perú

Estudio auspiciado por la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional, a través de Save the Children. Realizado por tres investigadores del CINAJ, René Unda (Coordinador), Daniel Llanos (Autor), Francisco Ortiz (Asistente de Investigación).

STC niñez trabajadora

A continuación se muestra el Resumen Ejecutivo del Caso de Ecuador. Descargue el texto completo en el siguiente enlace:

SCC-ESTADO-DE-LA-NINEZ-TRABAJADORA

CASO ECUADOR 

RESUMEN EJECUTIVO
El presente estudio centra su interés en el escenario general en el que se  desenvuelven los niños trabajadores, muestra los rasgos estructurales  característicos de la precarización laboral que la sociedad del capital  experimenta de modo general en la actualidad. Y, en tal dirección, varias de las  dinámicas de las que son sujetos los niños y niñas que trabajan, representan, probablemente, problemas comunes que experimentan niños y niñas trabajadores que habitan otros contextos.

No obstante, desde una perspectiva de particularidad y atendiendo a las  cuestiones planteadas en la presente investigación, es preciso indicar que en el
caso ecuatoriano la situación de la niñez trabajadora se inscribe en un conjunto  de condiciones sociopolíticas, algunas de las cuales referimos para una mejor
comprensión del objeto de estudio en la actualidad.  La primera y quizás la más relevante es el marco de sentido y el marco  normativo que, no sin severas dificultades, se ha instalado institucionalizada y  progresivamente en el gobierno de la “Revolución Ciudadana” desde enero de  2007. A la percepción social, cada vez más extendida, de que la sociedad  ecuatoriana es una “sociedad de derechos” y de que el estado es el garante  principal de aquello, debe agregarse la entrada en vigor de la Constitución del
Sumak Kawsay (Buen Vivir) en septiembre de 2008, en la cual niños, niñas y  adolescentes son declarados sujetos de máxima prioridad del estado  ecuatoriano, unitario y plurinacional.

Bajo el enfoque de derechos, el marco normativo del estado ecuatoriano  promueve también la erradicación del trabajo infantil, según las directrices
establecidas por los organismos rectores de los Derechos de la Niñez a nivel  mundial y regional. En este cometido, las instituciones responsables de velar
por el cumplimiento de tales derechos, ya desde la década de 1990, impulsaron  diversas iniciativas en favor de la erradicación del trabajo infantil. Entre los
principales efectos de estas iniciativas destacan el notable posicionamiento del  discurso de la erradicación del trabajo infantil a ultranza y, estrechamente
vinculado a este efecto, la escasa presencia de espacios donde pueda  debatirse ampliamente sobre las condiciones que configuran el fenómeno  social que vincula a los niños con el trabajo.

El Informe que presentamos constituye un esfuerzo de carácter exploratorio  con un registro marcadamente descriptivo desprovisto de pretensiones
analíticas. Lo que hemos resumido someramente en estas líneas  introductorias, no tiene otro propósito que ofrecer algunas pistas de encuadre  que permitan guiar la lectura de los datos e informaciones recopiladas y, sobre  todo, inferir comprensiones iniciales sobre por qué se producen dichos datos e
informaciones en el contexto de una sociedad como la ecuatoriana.

NIÑEZ TRABAJADORA

Retomando los datos proporcionados por el informe del 2006 (Informe Nacional  que presentó un análisis profundo de los resultados de la encuesta modular de
trabajo infantil llevada a cabo por el INEC (Instituto Nacional de Estadística y Censo) en cooperación con la OIT) comprobamos que aproximadamente 662.665 niños y adolescentes entre 5-17 años se encuentran ocupados en  actividades económicas y, a medida que aumenta la edad, se visibiliza un  incremento importante en la magnitud de su participación en dichas  actividades. Niños y adolescentes participan de actividades laborales en un  20%, versus un 12% de participación de niñas y adolescentes. Es importante señalar que estos datos corresponden a un rango etario comprendido entre los  5 y17 años.

Datos proporcionados por el UNICEF en el año 2011 indican que en el Ecuador se encuentran cerca de 370.000 niñas y niños trabajadores. Este número  corresponde al 13% de la población entre 5-17 años, dato que contrasta  significativamente con el presentado por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) en el año 2006.

ACTIVIDADES LABORALES

En los sectores de construcción y transporte predomina la actividad de los  niños, mientras que el sector de servicios domésticos se encuentra constituido
mayoritariamente por niñas. Tomando como punto de referencia el informe  nacional sobre trabajo infantil publicado por INEC y OIT en 2006, las  principales actividades que realizan los niños y adolescentes giran alrededor de  actividades primarias tales como la agricultura, la ganadería, la silvicultura y pesca. La mayoría de la población infantil se desempeña laboralmente en  relación con las actividades de orden primario, esto sobre todo porque el trabajo es un elemento vinculador con sus padres, quienes realizan dichas labores.

Por otro lado y en relación a la vulnerabilidad del niño en su incursión en  actividades laborales, encontramos que del total de niños trabajadores, es  decir, de 662.665 niños de entre 5-17 años, 465.203 (70.20% del total) realizan  trabajos peligrosos en coherencia con el Convenio numeral 182 de la OIT sobre  las peores formas de trabajo infantil. En la medida que aumenta la edad, las retribuciones laborales mejoran y dicha mejora actúa como incentivo para dedicar más horas al trabajo. Es importante subrayar que en las áreas rurales los niños tienen una incorporación prematura al mercado laboral en comparación con sus contrapartes de las zonas urbanas. Así, encontramos un 12,7% en zonas rurales frente a un 1,2% en zonas  urbanas de niños que se encuentran vinculados a actividades laborales. Cabe
señalar que estos porcentajes corresponden a rangos etarios de 5 a 9 años de  edad. (INEC: 2006).

Los niños de los hogares que declararon poseer tierras destinadas al uso agropecuario, tienen una probabilidad significativamente mayor de estudiar y trabajar que aquellos que provienen de hogares sin tierras agrícolas. Lo que  nos plantea una nueva interrogante que circula alrededor de la relación existente entre propiedad y trabajo infantil.

EDUCACIÓN

Un 12% de todos los niños entre 5-17 años (473.793) no se encuentra dentro del sistema educativo. En relación con esto encontramos que hay un 20,7% de niños rezagados en el nivel de educación básica. Y, en relación con el trabajo, la asistencia escolar es significativamente menor entre los niños que trabajan que entre aquellos que no realizan ninguna actividad laboral. Si bien la tasa de asistencia escolar de los niños y adolescentes que no trabajan entre 5 y 17 años es de 92,5%, tan solo el 65% de los que participan en actividades económicas tiene la posibilidad de asistir a la escuela. En comparación con quienes no trabajan, los niños trabajadores ingresan tardíamente al sistema escolar.

Una de las causas importantes para que un adolescente o niño asista o no a la escuela, son las horas de trabajo, ya que el número de horas destinadas a las actividades productivas y laborales determina en buena medida las  posibilidades de asistir a la escuela, trabajos peligrosos o enmarcados en las  peores formas de trabajo; incluso una incursión de pocas horas a la semana,  implica una reducción en la participación en el sistema educativo. Mientras que  el 92,4% de los niños y adolescentes que realiza actividades económicas por  menos de 14 horas a la semana, son capaces de asistir a la escuela, dicho indicador se reduce al 40,4% cuando trabajan 28 horas o más a la semana.

SALUD 

Del total de los cerca de 675 mil niños, niñas y adolescentes entre 5-17 años  que tuvieron algún trabajo en los últimos 12 meses, aproximadamente 34.162  (5,1%) sostiene haber sufrido alguna lesión o enfermedad a causa del trabajo.  No se encuentran grandes diferencias en función del área de residencia, pero  sí en el sexo, son los niños quienes presentan mayor vulnerabilidad a enfermedades y lesiones. Las lesiones y enfermedades más frecuentes son  lesiones superficiales y heridas, además de problemas respiratorios,  representando el 74%.

Si bien un 53% de los niños y adolescentes entre 5-17 años dejó de asistir a la  escuela como producto de la lesión o enfermedad, únicamente un tercio recibió
atención médica, dejando a un alto porcentaje de niños sin la debida atención  médica. Paralelamente a estos datos, tenemos un reducido porcentaje de niños
y adolescentes que utiliza equipo de protección laboral.

PARTICIPACIÓN Y ORGANIZACIÓN DE NIÑEZ TRABAJADORA

Cabe recalcar que la organización y participación de niños, niñas y  adolescentes trabajadores se canaliza en dos instancias: NATs y Naciones Unidas en coordinación con Unicef y OIT. Según Cristiano Morsolín (2009), el Encuentro de Nats y Secretaría de Pueblos, Movimientos Sociales y participación ciudadana 2009; representa un primer acercamiento entre los Nats organizados del Ecuador con el Gobierno de Rafael Correa. La ministra Manuela Gallegos recibió a los niños, niñas y adolescentes trabajadores con el fin de escuchar directamente de ellos sus percepciones, quejas y dudas. Luego de la reunión, la ministra prometió emprender acciones en conjunto con Nats para garantizar el cumplimiento de los derechos de niños y niñas. La participación de los niños, niñas y adolescentes del Ecuador es una de las prioridades MIES-INFA, por lo cual se promueve espacios para que estos participen y opinen sobre los temas que les afecten, también genera movilización social, para ello desarrolla una serie de mecanismos vinculados al desarrollo de las capacidades de los actores sociales, familias, comunidades, niños, niñas y adolescentes, institucionesy otros actores sociales.

DERECHOS HUMANOS Y DERECHOS DEL NIÑO

Dentro del plano normativo, la actual Constitución de la República del Ecuador y el régimen del Buen Vivir, considera a los derechos de los niños, niñas y jóvenes como parte vital para su desarrollo en la sociedad. El gobierno ratificó los derechos de la población, en un marco de igualdad y justicia. En este sentido, las políticas y normativas actuales amparadas en la Constitución, ratifican y amplían el reconocimiento a los niños, niñas y adolescentes como protagonistas de hoy, como sujetos de derechos ahora, desplazando la concepción tradicional de los niños como actores del futuro.

METAS DEL MILENIO 

Un 69,33% del total de niñas y niños vive en condiciones de pobreza y sólo un 7,3% de niños entre 0-4 años de las franjas más pobres tienen acceso a la educación inicial. (INEC 2006). Ecuador exhibe un panorama nada alentador en materia de educación, cuyas tendencias acusan políticas educativas divorciadas de las necesidades concretas de la comunidad.

POLÍTICAS Y PLANES DE LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES

El apoyo internacional para la prevención y erradicación del trabajo infantil, en términos de política internacional y relaciones internacionales, se ha canalizado en la institucionalidad de Naciones Unidas en articulación con la OIT y en coherencia con programas como la IPEC (Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil).

CONVENCIÓN DE LOS DERECHOS DEL NIÑO

Ratificado por el Ecuador en el año de 1989, luego de lo cual se incorporaron sistemáticamente políticas y programas orientados a la protección de los niños,
niñas y adolescentes y en esta medida a regular lo relativo a lo laboral y la admisión de este sector al empleo.

PLANES DE ACCIÓN PÚBLICA POR LA NIÑEZ TRABAJADORA

La nueva y reformada Constitución de la República del Ecuador aprobada en septiembre de 2008 consagra y refuerza los derechos fundamentales de los
niños y adolescentes del Ecuador, considerándolos adicionalmente como  grupos de atención prioritarios. Teniendo en cuenta lo mencionado el Artículo
44 señala: “El estado, la sociedad y la familia promoverán de forma prioritaria el desarrollo integral de las niñas, niños y adolescentes, y asegurarán el ejercicio
pleno de sus derechos; se atenderá al principio de su interés superior y sus derechos prevalecerán sobre el de las demás personas”.

El Artículo 46 establece la adopción por parte del estado de una serie de medidas de protección para los niños y adolescentes incluyendo la protección de la
explotación económica.

Planes como el Plan Nacional de Prevención y Erradicación del Trabajo infantil
(PETI) promovidos por el Gobierno de Rafael Correa articulados al Plan
Nacional de Desarrollo 2007-2010, hoy Plan Nacional para el Buen Vivir, que
orientan la acción del gobierno durante los próximos años.

ERRADICACIÓN DEL TRABAJO INFANTIL COMO POLÍTICA DE ESTADO 2011

En junio del 2011 la Asamblea Nacional declaró peligroso el trabajo infantil en las calles, con 96 votos el Pleno de la Asamblea resolvió que debe erradicarse
esta problemática, la misma que debe ser incorporada en las políticas del Estado con carácter prioritario.

Respecto a los exhortos y convenios del comité de Ginebra, Ecuador ha ratificado los siguientes:
– Código del trabajo.
– Convenio 182 de la OIT (sobre las peores formas de trabajo infantil).
– Convenio 138 de la OIT (edad mínima de admisión empleo).
– Convenio Internacional sobre los derechos del niño (CIDN).

Becas CLACSO Premios para investigadores/as de América Latina y el Caribe

El Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) anuncia el lanzamiento de los siguientes concursos dirigidos a científicos/as sociales de América Latina y el Caribe:
Premio Gérard Pierre Charles
“Desafíos y alternativas democráticas en el caribe contemporáneo”.

Premio Guillermo Hoyos 
“Procesos de paz y perspectivas democráticas en Colombia”.

Premio Hugo Zemelman
“Chile a 40 años del golpe: desafíos y alternativas en la nueva coyuntura democrática”.

Los ensayos elegidos serán publicados por CLACSO y sus autores/as participarán de una conferencia internacional. Cada concurso otorgará dos (2) premios de USD 3.500 (tres mil quinientos dólares estadounidenses). Los premios cubrirán también los gastos de pasajes aéreos, alojamiento y manutención necesarios para asegurar la asistencia de los/as ganadores/as en los eventos académicos correspondientes.

CIERRE DE INSCRIPCIÓN DE LAS CONVOCATORIAS: 31 DE MARZO DE 2014

Más información e Inscripción: http://www.clacso.org.ar/concursos_convocatorias/2014/premios_becas_clacso_2014.htm

Participación Internacional de René Unda

En el marco de la realización de una pasantía doctoral, René Unda, investigador del CINAJ, presentó varias ponencias. Entre el 7 y 8 de octubre pasado, participó en el Seminario Internacional “Las construcciones de juventudes desde la investigación social” llevado a cabo en la U. de Chile por el Proyecto Anillo de Juventudes en que participan varias universidades e investigadores de ese país. Al evento fueron invitados varios investigadores de diferentes países latinoamericanos

René

El 23 de octubre pasado, René Unda, presentó en el Instituto de Investigaciones Gino Germani, en Buenos Aires, los resultados de investigaciones desarrolladas por el CINAJ sobre participación política de jóvenes en Ecuador en el evento “Diálogos en el Gino Germani”, coordinado por la Dra. Melina Vázquez y el Dr. Pablo Vommaro, donde participan los grupos de investigación de dicho Instituto que forma parte de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.

René Unda

Participó también como profesor invitado al curso Sociología de la Infancia del programa de postgrado “Problemáticas Infanto- Juveniles” dirigido por la Dra. Silvia Guemureman en la Facultad de Derecho de la UBA. Asimismo, fue uno de los expositores invitados al “Coloquio de Historia Latinoamericana. América Latina hoy: conflictos, luchas y movimientos” desarrollado en la Facultad de Filosofía de la UBA el pasado 29 de octubre, evento en el que presentó un análisis de las trayectorias de dos formas asociativas juveniles vinculadas a los derechos ambientales y a los derechos sexuales y reproductivos en el Ecuador actual. Además de los insumos producidos para su tesis doctoral, esta experiencia académica aporta proyecciones concretas (publicaciones) para colaboraciones con investigadores de las Instituciones que acogieron la propuesta de pasantía de R. Unda

Representaciones Sociales del Desarrollo en el Conflicto Socioambiental en Wirikuta

Resumen de los resultados de investigación finalizada presentada por María Fernanda Solórzano Granada en el XXIX Congreso de Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS).

Afirmando que los conflictos socioambientales se han convertido en uno de los principales desafíos políticos en América Latina, la presente investigación estudia el caso del conflicto minero en Wirikuta, ubicado en el estado de San Luis Potosí, desde las representaciones sociales del desarrollo y del bienestar de los diferentes actores en contienda: a) pueblo wixarika (huicholes); b) población del municipio de Catorce (catorceños); c) empresas mineras canadienses (First Majestic Silver Corp. y Revolution Resources Corp.); d) ONG (Asociación Jalisciense de Apoyo a Grupos Indígenas, Conservación Humana A.C y Frente de Defensa de Wirikuta Tamatsima Wahaa) y e) el Estado Mexicano y sus instituciones gubernamentales (Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas).

A través del método etnográfico y bajo la perspectiva centrada en el actor, la noción de interfaz social y la teoría de representaciones sociales se determinó que el conflicto socioambiental de Wirikuta no es dual sino de múltiples relaciones, discrepancias, similitudes y negociaciones entre los mundos de vida de los actores.

El presente trabajo es un aporte para la noción de Desarrollo Sustentable desde los aspectos culturales e identitarios a partir del análisis del conflicto socioambiental en Wirikuta, y desde las representaciones sociales del desarrollo y del bienestar.

Desde la teoría de las representaciones sociales se estableció que para el pueblo indígena wixarika[1], las representaciones sociales del bienestar implican el crecimiento de sus sembríos y de sus infantes. La palabra wixarika tukari representa la buena fortuna que se obtiene por medio de las prácticas culturales e identirarias (ceremonias agrícolas y peregrinaciones a sitios sagrados) cuyo fin último es obtener una buena cosecha para garantizar la salud, fortuna, vida y bienestar en todas las generaciones.

Para la población catorceña[2], la representación de bienestar está determinada por su sentido de pertenencia e identidad expresados en las peregrinaciones y fiesta en honor a San Francisco de Asís, ritual que trae bienestar económico, retorno de sus migrantes y cuidado simbólico de los pobladores.


[1] Huicholes es una versión castellanizada de wixarika (singular), wixaritari (plural). Wirikuta es uno de los cinco sitios sagrados para los wixaritari.

[2] Habitantes del Municipio de Catorce, ubicado en San Luis Potosí, sitio donde se realizará las explotaciones mineras

Emergencias subjetivas y ciudadanías de resistencia: culturas juveniles y nuevas maneras de ser mujer

René Unda participa en el Panel Emergencias subjetivas y ciudadanías de resistencia: culturas juveniles y nuevas maneras de  ser mujer  realizado en el XXIX Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS) en Santiago de Chile.

La temática que ponemos a consideración para el panel es una apuesta teórica surgida de la  Red Latinoamericana de Investigadores en Subjetividades Políticas, creada en Bogotá en junio  de 2011, con la participación de investigadores de Colombia, Argentina, Brasil, México y  Ecuador. Esta red, que tiene entre sus objetivos la convergencia epistemológica de discursos  críticos, se ha propuesto desde su creación, la participación en espacios académicos de  intercambio que den cuenta del estado de la discusión en temas relacionados con la  subjetividad política en América Latina. Por esta razón, consideramos que este Congreso  Latinoamericano de Sociología, se constituye en un excelente punto de encuentro para el  impulso a estas propuestas transdisciplinarias, o in-disciplinarias, que reflejan las nuevas  trayectorias investigativas y conceptuales de las Ciencias Sociales en Latinoamérica.

La propuesta de la red para este panel se enmarca entonces en una relación entre  subjetivaciones, ciudadanías críticas y trasformaciones sociales, que resignifican el concepto de  ciudadanía propio de las sociedades modernas, soportado en una relación estrictamente  jurídica de los individuos con el Estado. Frente a esta ciudadanía que subordinó el poder a la  juridicidad, se propone en este espacio de discusión, otras comprensiones que avanzan más  allá de concepciones restrictivas de la política, el poder y la subjetivación. En este orden de  ideas, el objetivo del panel se orienta a la formulación de lineamientos teóricos y  metodológicos que permiten el acercamiento a formas de subjetivación que enmarcan la  constitución de ciudadanías de resistencia y la emergencia de experiencias colectivas de mujeres y jóvenes en Colombia, Argentina y Ecuador. Estas experiencias son precisamente las  que permiten realizar acercamientos a otras formas de hacer política, distanciadas éstas, de  actos de delegación del poder a un partido político, o, en general, a instituciones que  representan lo hegemónico y los poderes mayoritarios que capturan y encapsulan el deseo y la potencia contenida en ciudadanías que deviene en la resistencia.

Panelistas:

Claudia Piedrahita Echandía (responsable): Colombia/ Universidad Distrital.
Pablo Vommaro: Argentina/UBA-CONICET.
Andrea Bomvillani: Argentina/Universidad de Córdoba.
Jairo Gómez Esteban: Colombia/Universidad Distrital.
Rene Unda: Ecuador/Universidad Salesiana.